Un buen día se me antojó preguntarme por qué no utilizar los medios tecnológicos para emitir y salir de la trinchera.

Y así fué como empecé a emitir, a decir, a pensar en voz alta y salir a la red con el fin de apoyar a los que menos tienen o poco pueden hacer.

Espero que mi colaboración tenga su razón de ser en esta vida.

Anuncios