Hambruna en el Cuerno de Africa (II)

Ver post anterior

Crece el temor de que una epidemia de cólera podría propagarse rápidamente entre los cientos de miles de personas que viven en condiciones insalubres en Mogadiscio después de huir de la sequía, el hambre y la inseguridad.

El número de casos es de dos o tres veces lo que había el año pasado así que podemos decir que podemos hablar ya una epidemia de cólera.
El cólera es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados con la bacteria Vibrio cholerae. Tiene un período de incubación corto, de entre uno a cinco días, y produce una enterotoxina que causa una abundante diarrea indolora y acuosa que puede conducir rápidamente a la deshidratación severa y muerte si no se ataja rápido.

En el centro de salud más grande de Mogadiscio (Banadir Hospital) se han detectado hasta ahora 4.272 casos de diarrea acuosa aguda, los síntomas del cólera, causando 181 muertes.
Además, según la OMS, pruebas de laboratorio realizadas aleatoriamente mostraron que el 60 por ciento de los casos también dieron positivo por malaria.
Los niños menores de cinco años, debilitados por la desnutrición, constituyen las tres cuartas partes de los casos. Del total de casos, 1.633 se registraron en Junio y Julio.

Hay varias razones para este repentino aumento. En primer lugar, los numerosos asentamientos de personas internamente desplazadas en refugios improvisados, la falta de saneamiento y el acceso limitado al agua potable.
En segundo lugar, la limitada capacidad de los centros de salud existentes para acceder y proporcionar servicios esenciales de salud.
Y en tercer lugar, el elevado número de niños desnutridos debido a la hambruna permanente que aumenta la susceptibilidad a las enfermedades transmitidas por el agua como la diarrea acuosa aguda.

Se estima que 100.000 personas, huyendo de la sequía, la hambruna y los conflictos, se han abierto camino hacia Mogadiscio en los últimos dos meses. Estos se han unido a las 370.000 personas que
habían huido antes a la capital.

La situación de seguridad sigue siendo una gran preocupación para la comunidad humanitaria en Mogadiscio, a pesar de que el grupo opositorio Al-Shabab anunció el 6 de agosto que se retiraba de la ciudad.
Según portavoces de ACNUR, a pesar de esta decisión, no se espera que termine la inseguridad en la capital somalí, ni de inmediato abrir el acceso a otros lugares.

Con dos millones de niños con desnutrición aguda en todo el Cuerno de África, el fondo de las ONU para la Infancia (UNICEF) ya ha denominado la crisis como “Hambruna Infantil”. Según esta organización,
más de medio millón de niños están en riesgo inminente de muerte si no reciben ayuda en cuestión de semanas.

Más allá de ser una crisis de desnutrición, es también una crisis de supervivencia infantil en general ya que los niños desnutridos son mucho más susceptibles a la cólera, el sarampión y la malaria.
“Esta situación seguirá presente durante un tiempo, pero podemos salvar vidas si actuamos ¡AHORA!

Ver en el post anterior cómo colaborar

Anuncios