¿Quién no ha pensado alguna vez?: “¡vaya mierda de ser mujer! no tiene ningún beneficio porque todo son complicaciones: hormonas que te alteran mensualmente tu estado de ánimo, depilación constante, periodo menstrual, extrema sensibilidad, instinto maternal, críticas constantes de los hombres y también de las mujeres, demasiadas exigencias, responsabilidades, ser buena hija, la mejor pareja, la más madre… una de las cosas buenas que tiene es la posibilidad de ser madre, y si encima no puedes y no tienes hijos…
Es difícil disfrutar de ser mujer hoy en día, porque una tiene que ser demasiadas cosas que van en contra de nuestra propia naturaleza: dura, rígida, sin mostrar demasiados sentimientos, ser independiente, competitiva, ambiciosa, y hacer otras tantas que no están en consonancia con nuestro ser, pelear, separar, destruir, afrontar los problemas sin dejarte afectar … En fin, un mundo hecho para “anti-personas”, bastante difícil de vivir por una mujer, que su condición femenina se superpone y que lucha por no ser anulada.

Pero a pesar de todo, estoy convencida que SER mujer es uno de los mayores privilegios que una persona puede vivir. Ser mujer, sentir como mujer. Ser sensible a todo lo que ocurre a tu alrededor, sentir cada detalle, cada instante como algo parte de ti. Escuchar a tu cuerpo dialogando con tu mente, que le hace cambiar en cada día del mes. La influencia de la luna, de la noche y el día, del viento, la humedad, el frío y el calor… La capacidad de cuidar y de escuchar innata que nos permite crear grupo, familia y comunidad. La intuición ante el peligro o situaciones que no van a resolverse bien. Nuestro olfato y oído atentos al descuido. Tener el instinto femenino para saber tomar decisiones acertadas.
Ser mujer es ser “la reina” de la casa, la que organiza, controla, cuida, escucha, atiende, intuye, espera, apoya, sostiene… y a la vez es ser “la princesa”, la que necesita que la cuiden, que le presten atención, que la escuchen, que le respeten, que le dejen llorar, que ríe, baila, canta y la que es capaz de expresar sus sentimientos de forma creativa.

Las mujeres hoy, tenemos mucha presión para dejar de serlo y convertirnos en personas sin género, sin sexo, sin identidad. Esta presión es tanto por parte de los hombres como por parte de las mujeres. Por ello, hoy, día dedicado a la mujer, es importante que aquellas que lo somos nos sintamos orgullosas de serlo, de aceptarnos tal y como somos y de disfrutar de esta especial identidad que la vida nos ha procurado. Cuando estoy perdida y no sé quien soy, pienso: soy MUJER.

Para Carolina, con cariño.

Gracias, Pilar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s